Publicidad
VOLVER A TODAS LAS NOTICIAS

Nota informativa sobre la anulación del Proyecto de Reparcelación Económica

8 junio 2017

ANTECEDENTES

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº 24 de Madrid, en sentencia de 8 de junio de 2016, declaró nulo el Proyecto de Reparcelación Económica del APE.16.11. Justificó su nulidad, única y exclusivamente, en la previa anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (sentencia de 4 de marzo de 2016) del Plan Especial para la modificación de la ordenación del APE.16.11.

La sentencia del juzgado fue recurrida por el Ayuntamiento y la Junta de Compensación por considerar que no se ajustaba a Derecho. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (el "TSJ") ha dictado la sentencia nº 324/2017 con fecha 19 de abril de 2017 confirmando la sentencia de instancia y, por tanto, la nulidad completa del Proyecto de Reparcelación Económica.

La Junta de Compensación no comparte el razonamiento que lleva al TSJ a confirmar la nulidad del Proyecto de Reparcelación Económica en su totalidad y ha solicitado al TSJ una aclaración/complemento de la sentencia anulatoria en el sentido de dar respuesta a la pretensión planteada sobre la nulidad parcial del Proyecto de Reparcelación Económica cuyo contenido afectaba exclusivamente a las parcelas 166-a, 166-b, 166-c y la 019, teniendo su cobertura y razón de ser en la Revisión / Modificación de 2013, que clasificaba el suelo como urbano no consolidado y lo ordenaba pormenorizadamente.

En la actualidad nos encontramos a la espera de la resolución por parte del Tribunal de la solicitud de aclaración y complemento de dicha sentencia para con posterioridad y en función del fallo proceder, en su caso, a la preparación de los recursos de casación, no siendo esta sentencia firme.

NO NECESIDAD DE SUSPENDER LICENCIAS DE OBRAS

Asimismo, considera que, teniendo en cuenta el limitado alcance del Proyecto de Reparcelación Económica, su anulación no debería conllevar la suspensión de licencias.

Producida la recepción de las obras de urbanización dentro del APE.16.11, los propietarios tienen derecho -y la obligación- de edificar en las condiciones y, en su caso, plazos establecidos en el planeamiento, así como destinar lo edificado a los usos legitimados por la ordenación urbanística en vigor (arts. 17.b) y 17.c) de la LSCM.

La anulación del Proyecto de Reparcelación aprobado en el año 2009 no conllevó la desaparición de los solares ni el desvanecer del proceso equidistributivo consumado y en situación de irreversibilidad. Así se reconoce, como punto de partida, en el Proyecto de Reparcelación Económica.

Confirmada la imposibilidad de una reparcelación material (y, por tanto, admitida la conservación de sus efectos), y siendo únicamente posible una de contenido económico para el reparto de cargas pendientes por las razones ya expuestas, no existe justificación legal para denegar las licencias si se tiene en cuenta que el fin del Proyecto de Reparcelación Económica no fue (ni será, en su caso) el de reordenar los suelos para su adjudicación a los propietarios conforme a sus derechos. Su fin fue (y será, en su caso) el de completar el proceso de equidistribución, repartiendo gastos de urbanización pendientes entre los propietarios. No se entiende cómo la concesión de licencias podría interferir en el cumplimiento de esa finalidad.

IMPACTO EN MÁS DE 1.000 VIVIENDAS Y CONFIANZA EN UNA SOLUCIÓN RÁPIDA

La suspensión de licencias supondría en estos momentos, según estimaciones de la Junta de Compensación, la paralización de proyectos que afectan a más de mil viviendas, con una inversión asociada muy difícilmente cuantificable.

Estas consecuencias tan desfavorables no se justifican en un ámbito como Valdebebas, en el que, los efectos de la reparcelación material quedaron agotados y resultan irreversibles. Realizadas y consumadas las operaciones de cesión de terrenos dotacionales y lucrativos y, por tanto, resuelta la incidencia del planeamiento sobre el conjunto de propiedades afectadas (que ocurrió al margen del Proyecto de Reparcelación Económica), procede permitir continuar con el proceso de ejecución material.

La Junta de Valdebebas se ha reunido con el Ayuntamiento para analizar la situación. El Consistorio ha decidido mantener una situación de espera durante algo más de un mes para la toma de decisiones, hasta la notificación de la Sentencia del TS que resuelva la situación respecto del Plan Especial. La Junta de Valdebebas ha trasladado la base jurídica que sostiene la no necesidad de paralizar las licencias de obras y las consecuencias negativas que esta decisión tendría para todas las promociones residenciales previstas y pendientes de la pertinente obtención de dichas licencias.

La Junta de Valdebebas confía en que la toma de decisiones se agilice con el objetivo de limitar en lo posible efectos contrarios en el mayor desarrollo urbanístico de Madrid. Por su parte, analiza todas las posibilidades, para facilitar, como ha hecho desde el inicio del desarrollo, las soluciones que permitan el natural crecimiento del proyecto.

Compártelo en: