Una ermita del siglo XVII... ¡en una rotonda!

12 marzo 2011

¿Sabías que...?

... a sólo cinco minutos de Valdebebas se encuentra uno de los más destacados monumentos del distrito de Barajas: la ermita de la Virgen de la Soledad. La ermita ha sobrevivido a los avatares de la historia desde el siglo XVII, y a pesar de haber sido expoliada durante la Guerra Civil, conserva parte de su patrimonio intacto, como el magnífico retablo barroco. Pero las reestructuraciones de las carreteras de los últimos años le jugaron una mala pasada a la ermita, que hoy día se encuentra aislada... dentro de una rotonda de tráfico. La Hermandad de la Virgen de la Soledad, saca todos los años en procesión la imagen de la patrona de Barajas, para lo que es necesario que se corte el tráfico al paso de la comitiva... ¡para no tener que cruzar apresuradamente entre coches!

La ermita de la Virgen de la Soledad

Compártelo en:
Acerca de Valdebebas

Acerca de Valdebebas

Valdebebas es el último gran proyecto urbanístico del norte de la ciudad de Madrid. Casi 30.000 personas ya viven en el barrio, a las que constantemente se siguen uniendo nuevos vecinos. La singularidad de este nuevo barrio, que alberga actualmente alrededor de 7.500 viviendas, de las cuales más de 4.300 han acabado obras, reside en la combinación de usos (residencial, oficinas, comercio, hoteles, centros de ocio y equipamientos públicos) y la recuperación del uso mixto, junto con eficaces comunicaciones y una gran conectividad a las redes de transporte público. Los valores del proyecto se centran en la recuperación del espacio público de calidad, la accesibilidad para personas con discapacidades, la protección del patrimonio natural y el énfasis en distintos aspectos de sostenibilidad. Forma parte del barrio el Parque de Felipe VI, verdadero nuevo pulmón verde de Madrid, con una extensión mayor que Central Park de Nueva York y que recrea los más destacados ecosistemas forestales autóctonos. En Valdebebas se ha creado un modelo de ciudad compacta en la que es viable la presencia de todos los equipamientos públicos, y que se puede recorrer a pie o usando sus 27 kilómetros de carril-bici urbano.