Donación de Olmos resistentes a la grafiosis en el Parque de Valdebebas

Donación de Olmos resistentes a la grafiosis para el nuevo parque en Valdebebas

17 marzo 2022

 

Donación de 200 olmos

Entrega donación olmos, cada clon identificado por cinta de colorEl pasado mes de febrero se recogieron en el vivero del Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales (CNRGF) en Madrid, 200 olmos, 100 unidades de pequeños Ulmus minor de clones resistentes a la grafiosis, así como 100 unidades de Ulmus laevis, un olmo resistente que se pensaba era introducido pero que recientemente se ha determinado como especie autóctona de gran interés. Estos árboles han sido donados por el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) para ser plantados en el nuevo parque de Valdebebas con el fin de completar las especies del ecosistema de ribera que se planta en la actualidad.

 

Programa de recuperación del olmo común

De esta manera el nuevo parque participa en el programa español de recuperación del Olmo común, Ulmus minor, una especie que prácticamente desapareció en los años 80 debido a los estragos de la grafiosis, una enfermedad causada por hongos introducida en Europa con importaciones de madera y propagada por insectos que se crían y alimentan en estos árboles. La grafiosis cambió el paisaje de las zonas rurales españolas, al desaparecer este árbol de sotos, vegas y riberas, y también de las poblaciones donde olmos centenarios presidían muchas plazas.

Debido al gran vacío que dejó la especie, a partir de los años 90 se optó por plantar el olmo de Siberia, Ulmus pumila, una especie introducida resistente a la grafiosis. Se usó  como arbolado de alineación en las calles de las ciudades, pero con el tiempo, como ha pasado con muchas especies introducidas, este olmo ha resultado tener muchos problemas, incluyendo la gran dispersión de sus semillas y la aparición masiva de ejemplares de esta especie en solares y en zonas verdes. Como árbol de alineación sus ramas son quebradizas creando problemas de seguridad para los viandantes, por lo que ya se evita su plantación y algunos municipios expresamente lo prohíben.

Desde 1986 se viene estudiando la grafiosis y la manera de combatir la enfermedad. Se inspeccionaron olmedas para identificar individuos resistentes a la enfermedad y así iniciar bancos de conservación. La resistencia se ensayó inoculando artificialmente la enfermedad en ejemplares de estudio y comparándolos con ejemplares testigo, cuyo comportamiento frente a la grafiosis era conocido. Los genotipos que han superado estos ensayos, han sido autorizados para su plantación como clones en el Registro Nacional de Materiales de Base.

Desde el año 2014 se viene desarrollando el proyecto Life+“Olmos vivos” en colaboración con la UPM, y la Confederación Hidrográfica del Tajo así como varios municipios de la Comunidad de Madrid y desde hace unos años se continua con ensayos en la Casa de Campo y otros parques de Madrid. En Valdebebas se hará el seguimiento de 5 clones de Ulmus minor, pequeños arbolillos en macetas de 3 litros, reproducidos mediante la técnica de estaquillas.

Técnica de estaquillado para la propagación de clones resistentes

Técnica de estaquillado para la propagación de clones resistentes

 

Fase de producción comercial

Pasados unos años y comprobada la resistencia de estos ensayos en Valdebebas y otros lugares se pasará a la fase de producir comercialmente estos árboles para recuperar una especie que ha sido parte del acervo cultural de nuestro país. El equipo de paisajismo está muy agradecido a los miembros del Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales que han gestionado la donación y a Sacyr y Valoriza, la contrata de jardinería del parque, que han colaborado desinteresadamente en esta iniciativa.

 

Foto de la portada: plantado de pequeños olmos en el parque 

Compártelo en:
Acerca de Valdebebas

Acerca de Valdebebas

Valdebebas es el último gran proyecto urbanístico del norte de la ciudad de Madrid. Casi 30.000 personas ya viven en el barrio, a las que constantemente se siguen uniendo nuevos vecinos. La singularidad de este nuevo barrio, que alberga actualmente alrededor de 7.500 viviendas, de las cuales más de 4.300 han acabado obras, reside en la combinación de usos (residencial, oficinas, comercio, hoteles, centros de ocio y equipamientos públicos) y la recuperación del uso mixto, junto con eficaces comunicaciones y una gran conectividad a las redes de transporte público. Los valores del proyecto se centran en la recuperación del espacio público de calidad, la accesibilidad para personas con discapacidades, la protección del patrimonio natural y el énfasis en distintos aspectos de sostenibilidad. Forma parte del barrio el Parque de Felipe VI, verdadero nuevo pulmón verde de Madrid, con una extensión mayor que Central Park de Nueva York y que recrea los más destacados ecosistemas forestales autóctonos. En Valdebebas se ha creado un modelo de ciudad compacta en la que es viable la presencia de todos los equipamientos públicos, y que se puede recorrer a pie o usando sus 27 kilómetros de carril-bici urbano.