Valdebebas, protagonista de la portada del mes de marzo de la revista Ejecutivos

Valdebebas, protagonista de la portada del mes de marzo de la revista Ejecutivos

14 marzo 2018

Valdebebas está destinado a ser el epicentro del futuro, la nueva ciudad finaciera de Madrid. El objetivo de Marcos Sánchez Foncueva, director gerente de la Junta de Compensación de Valdebebas, se centra en darle a Madrid esa idea de urbanización sostenible que desarrollaron desde el principio, terminar el puente de conexión con la T4 y, sobre todo, poner en valor el uso terciario para que consolide Valdebebas como ciudad financiera, centro de negocios, y como uno de los barrios más importantes de Madrid. De esta forma lo ha explicado en la revista Ejecutivos, ocupando la portada del mes de marzo.

 

Para Marcos Sánchez, se trata de un proyecto muy bonito y esperanzador; y es que “incluso en los peores momentos de la crisis, saliendo de ella y viviendo unos momentos tan convulsos políticamente hablando como los que estamos viviendo, somos capaces de generar proyectos y de ponerlos en marcha” explica. El equipo de Valdebebas lleva una trayectoria muy importante de premios. Ejemplo de ello son el Premio “Mejor Actuación Urbanística“ de Asprima-Sima, o el Premio ejecutivos al Proyecto del Año que nuestra revista les entregará en la XXVIII edición de nuestros premios nacionales.

 

P: ¿Cómo avanza el proyecto de Valdebebas? 

R: Valdebebas ha avanzado a pesar de la judicialidad a la que hemos estado sometidos. Siempre hemos tenido un recurrente que ha estado impugnando absolutamente todos los instrumentos urbanísticos, y se ha desarrollado a pesar de todo con cierta rapidez. A día de hoy, el desarrollo desde el punto de vista residencial está muy consolidado. Prácticamente todo lo que es el suelo residencial se ha transaccionado, y está todo o bien ejecutándose, o bien con proyectos cercanos a ponerse en marcha.

Lo que nos falta por poner en valor es el uso terciario. Tenemos casi 1.300.000  metros cuadrados destinados para hacer oficinas, hoteles… Prácticamente la misma edificabilidad que para el uso residencial. Normalmente, los desarrollos se hacen de manera pareja. Por las circunstancias, las crisis, etc. se ha desarrollado antes la huella residencial. Tenemos muchos motivos por los que poner en valor el uso terciario, muchas razones por las que la gente quiera venir.

P: ¿Cuáles son esas razones? 

R: Principalmente por nuestra ubicación (a 15 minutos de Atocha) y por la proximidad al aeropuerto. Cuando se termine la conexión de Valdebebas con la T4 a través del puente que estamos construyendo, la ciudad de Madrid estará a tres minutos del aeropuerto, algo muy importante en la era de la globalización y la internacionalización de negocios. De pocas ciudades de Europa se puede destacar esto.

La urbanización ha sido pionera en muchos sentidos. Cuando se proyectó se hizo para lo que denominamos ahora  la cuarta revolución  industrial, tecnológica, etc. cupiera en Valdebebas. Es una urbanización perfectamente capacitada para instalar cualquier tipo de edificación desde el punto de vista tecnológico. Es cierto que la gente miraba hacia la zona prime (“la almendra urbana”) para instalar hoteles, oficinas y demás, pero ahora empieza todo a descentralizarse. La gente empieza a mirar hacia el área metropolitana. Es mucho más rentable. Adecuar a las nuevas prescripciones la rehabilitación de un edificio en Madrid es mucho más caro que hacerlo desde cero.

P: ¿Podría decirse entonces que no tienen competidores? 

R: En cuanto a ubicación se refiere no. Pero no solo a nivel Madrid, sino a nivel nacional y europeo.  Si hablamos de Castellana Norte, somos complementarios. No hay una competencia directa. Lo que no se hará aquí, se hará allí. En cuanto al tiempo, su desarrollo, desgraciadamente, va a llevar años para que se consolide y se empiecen a edificar oficinas. En cambio, nosotros podemos iniciar la edificación de una oficina mañana.

En esta línea, algo que nos aleja de nuestra competencia es la buena noticia que el gobierno de la Comunidad de Madrid ha anunciado recientemente; y es que unos meses será capaz de poner a licitar el proyecto de la Ciudad de la Justicia. Eso es fundamental, para Valdebebas va a ser un dinamizador brutal, igual que el año pasado lo fue la construcción del puente.

P: ¿Por qué es tan importante este proyecto?

R: Cuando se hizo Valdebebas fue una exigencia de la Comunidad de Madrid el implantar redes supramunicipales suficientes como para que cupieran unas instalaciones como las de la Ciudad de la Justicia. El tamaño en comparación con el resto de lo que alberga Valdebebas, como por ejemplo la Ciudad Deportiva del Real Madrid, es enorme. Haciendo un paréntesis, el desarrollo de Valdebebas ha progresado mucho gracias al Club, y es que en España el fútbol tira mucho.

La Ciudad de la Justicia, entonces, va a traer muchísimo negocio, la implantación de despachos internacionales… todos los servicios relacionados con la justicia van a venir aquí.

El proyecto ha estado muy contaminado por la basura política que hemos tenido últimamente. Ahora la Comunidad tiene las manos libres como para seguir con él. Todo el “dibujo” de Valdebebas se hizo pensando en la Cuidad de la Justicia. Ya se ha invertido mucho dinero en este proyecto, y es que por debajo de lo que se ve hay ya una ciudad construida. Existen cientos de millones invertidos en hormigón para dar servicio a la propia Ciudad y albergar todo lo relativo a sistemas de información. La justicia en España demanda no solo la concentración de sus sedes, sino una modernización; y esta modernización solo la pueden hacer viable unas instalaciones como estas.

P: Hablemos de Valdebebas Fintech District. Lo presentan como el punto de encuentro entre las nuevas tecnologías y el sector financiero o de negocios. 

R: Fintech District es una idea, una filosofía, más que un proyecto absolutamente definitivo. Es decir, no pretendemos que todas las empresas que se plan ten aquí sean fintech. Hace un tiempo realizamos unos estudios de mercado para ver a qué tipo de empresas les interesaba más el implantarse aquí. Muchas tienen interés pero en su mayoría son financieras, tecnológicas…

 

P: ¿Qué buscan esas empresas? 

R: Buscan calidad de la urbanización, ubicación, facilidad, servicios y proyectos muy importantes. Por eso no es fácil, y el desarrollo del terciario no va a ser muy rápido.  Igualmente, lo que realmente se demanda es zona residencial. Hace falta vivienda. El stock de vivienda usada ha disminuido en un 90 % y para vivienda nueva no hay suelo. La política del actual Ayuntamiento no es una política pensada en generación de suelo. Esa política de retracción y de no querer generar suelo, lo único que puede producir es una inflación de precios.

Con lo cual, si se pudiera cambiar el uso de algunas de las  parcelas destinadas al uso terciario para crear un suelo residencial con algún régimen de protección, sería ideal.

Más del 90 % de lo que está ahora edificado en Valdebebas es vivienda protegida, con una calidad espectacular. Lo que se está edificando ahora es lo que se llama vivienda libre, donde el promotor obtiene un rendimiento. En el Norte ya no queda vivienda protegida. Creo que es muy urgente que las administraciones se pongan a generar suelo urbano para destinarlo a la vivienda con algún régimen de protección.

Compártelo en: